Club de Inversores

Tesla sufre una dramática caída: ¿oportunidad o amenaza?

Tesla presentó sus resultados trimestrales y el mercado no tuvo piedad. Sus acciones cayeron un 12%, marcando el peor registro diario en 21 meses. ¿Es una buena idea de compra?

Comencemos por el gráfico de la acción:

Hace prácticamente un mes que las acciones de Tesla no paran de caer. Ya acumulan un retorno del -30% desde fines de diciembre del 2023.

Para colmo, el balance aceleró su sendero bajista. ¿Por qué? Porque decepcionó al mercado. Los resultados fueron más débiles de lo esperado, destacando una fuerte caída en los márgenes de la compañía.

La ganancia ajustada de Tesla fue de 71 centavos por acción, ligeramente por debajo de las estimaciones que apuntaban a 73 centavos. Las ventas también quedaron por debajo de las expectativas, alcanzando un total de USD 25.170M, un 2,3% menor a las previsiones.

Los malos datos de ventas sugieren que la demanda de los vehículos de Tesla está disminuyendo más de lo previsto, enfrentando una competencia creciente tanto de fabricantes de automóviles tradicionales como de empresas chinas de vehículos eléctricos.

Fuera del sector de vehículos, hubo rubros destacables. En 2023, el sector de Energía experimentó un impresionante crecimiento del 54%, mientras que el segmento de Servicios también mostró un sólido aumento del 37%. Este año se proyecta que ambos sectores superarán en tasas de crecimiento al negocio de vehículos. Ambos, Energía y Servicios, ya contribuyen con un 15% al total de las ventas y son rentables.

¿Es buena idea comprar ahora?

Mirando el gráfico de Tesla, parece que no sería una buena idea invertir en este momento. Una regla básica en inversiones es «no hay que intentar atajar los cuchillos cayendo», lo que significa que no deberíamos comprar algo que está en caída, simplemente porque no sabemos cuánto más puede caer.

De las famosas “magníficas 7” (Apple, Microsoft, Google, Amazon, Nvidia, Meta y Tesla), la compañía de Elon Musk es la única que no está de fiesta en lo que va del 2024:

El panorama para Tesla puede ser prometedor, con un considerable potencial de crecimiento en el horizonte. Sin embargo, no se puede pasar por alto el ritmo de crecimiento que fue el menor en los últimos tres años.

Además, el factor China es fundamental. Tesla ha estado reduciendo precios durante más de un año en un intento por estimular las ventas, enfrentándose a una competencia cada vez más feroz de sus rivales en China. Por ejemplo, BYD (automotriz de China) superó por primera vez a Tesla en las ventas durante los últimos tres meses del año pasado

Elon Musk dijo que, sin barreras comerciales, estas empresas chinas podrían superar significativamente a la mayoría de las compañías automotrices globales. Este reconocimiento destaca el ascenso imparable de la industria automotriz china y plantea importantes consideraciones sobre la competitividad futura en el mercado mundial de vehículos eléctricos.

El futuro de Tesla es incierto. Lo que sí sabemos es que el mercado, por ahora, no está contento con sus resultados. Y eso lo podemos ver en el gráfico.

Nota: El material contenido en esta nota NO debe interpretarse bajo ningún punto de vista como consejo de inversión o recomendación de compra o venta de un activo en particular. Este contenido tiene fines únicamente educativos y representa únicamente una opinión del autor. En todos los casos es recomendable asesorarse con un profesional antes de invertir.

Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram