Club de Inversores

Un miembro de la Reserva Federal dijo que la inflación de los últimos meses es preocupante y lanzó una declaración que llenó de incertidumbre al mercado.

Neel Kashkari, Presidente de la Reserva Federal de Minneapolis, expresó que si la inflación no disminuye tal como esperan, se pondría en duda la necesidad de recortar las tasas de interés.

¿Qué sucedió luego de esa declaración? El S&P 500 cayó un 2,2% y el Nasdaq retrocedió un 2,7%, tan solo durante la tarde del jueves 4 de abril.

Veamos el gráfico del S&P 500:

Vale destacar que la máxima caída del S&P 500 durante este año había sido del 1,7%. Es decir, durante enero, febrero, marzo y abril, la máxima corrección que tuvo el famoso índice fue del 1,7%. Y el jueves 4, luego de las declaraciones de Neel Kashkari, cayó más de 2% en algunas horas. El viernes 5 el S&P 500 recuperó casi la mitad de la caída del día anterior.

La volatilidad volvió a dominar el mercado. Veamos el gráfico del VIX:

Marcó un nuevo récord de los últimos meses, en medio de un contexto más incierto sobre las tasas. Recordemos que Jerome Powell, la semana pasada, declaró que no deben apurarse en bajarlas, tras analizar el último dato de inflación.

Veamos cómo evolucionó la inflación core, que excluye energía y alimentos:

Desde junio de 2023 se ha ido acelerando mes a mes y esto explica la declaración de Neel Kashkari sobre la posibilidad de que no haya recortes de tasas durante 2024.

Lógicamente, una nueva ola de inflación sería muy negativa para el mercado, que busca que la Reserva Federal comience a bajar las tasas de interés.

Además de la incertidumbre en torno a las políticas monetarias, existen otros factores que contribuyen a la volatilidad del mercado y a los posibles peligros que enfrenta:

Valuaciones elevadas: El mercado de acciones ha alcanzado niveles históricamente altos teniendo en cuenta el ratio Price-to-earnings, lo que sugiere que las acciones podrían estar sobrevaloradas. 

Aumento récord de la deuda en EEUU: El nivel de deuda pública en EEUU superó los USD 34 Trillions, lo que podría limitar la capacidad del gobierno para implementar políticas fiscales expansivas en caso de una desaceleración económica. Esto aumenta la vulnerabilidad del mercado ante posibles shocks económicos.

Altas tasas de interés: A pesar de las expectativas de recortes de tasas, estas siguen siendo relativamente altas con todo lo que eso implica, especialmente para los sectores altamente endeudados. Además, si la inflación se acelera es probable que se demore aún más los recortes.

Además, el viernes 5 de abril se publicó el dato de desempleo que fue positivo. Fue del 3,8%, por debajo del 3,9% que esperaba el mercado. Este buen dato económico no fue tan bien recibido por el mercado, ya que refuerza la expectativa de que la Reserva Federal demore en bajar las tasas de interés y lograr su objetivo de inflación.

Hay dos factores importantes que pueden mover al mercado este año. El primero es la inflación y el segundo son las elecciones de EEUU. El gobierno va a estar interesado en inyectar liquidez y llegar bien a las elecciones de noviembre.

Si la inflación no se descontrola, es esperable ver cierta calma en el mercado durante este año. De lo contrario, si la inflación se desboca, el mercado podría sufrir. La semana que viene será muy importante, ya que el miércoles 10 se va a conocer el dato de inflación de EEUU. Como siempre, y más en este contexto, a tener cuidado.

Nota: El material contenido en esta nota NO debe interpretarse bajo ningún punto de vista como consejo de inversión o recomendación de compra o venta de un activo en particular. Este contenido tiene fines únicamente educativos y representa únicamente una opinión del autor. En todos los casos es recomendable asesorarse con un profesional antes de invertir.

Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram